LISTÓN DE PINO TRATADO AL AUTOCLAVE

LISTÓN DE PINO TRATADO AL AUTOCLAVE

Listón de Pino tratado al autoclave


listones-pino-autoclave

Autoclave de Vacio-Presión- Vacio, permite sustituir la albura de la madera, es decir suplanta la parte blanda de la madera por sustancias protectoras, envolviendo la madera con una capa protectora a la vez que se retira la albura por donde se inicia la descomposición de la madera por ser menos resistente.

El autoclave consigue introducir los productos protectores en profundidad en el interior de la madera, primero se hace el vacío para eliminar el aire, el agua y las resinas que forman la

albura de la madera abriendo los poros, para después introducir en el poro abierto los diferentes productos químicos, a continuación se realiza una fuerte presión en la cámara que

hace que el liquido penetre completamente en la madera y por último se hace otro vacio que regula el tratamiento absorbido.

Proceso de Tratamiento:

1. Vacío inicial: se realiza en vaciado del aire en el interior del autoclave por consiguiente se extrae también el aire del interior de la madera

2. Carga del deposito de madera: se inunda completamente la cámara dejando la madera sumergida.

3. Presión: se aplica una presión sobre el líquido que inunda la cámara, obligando a la entrada en profundidad en la madera.

4. Vaciado del deposito de madera: se extrae todo el producto tratante del interior de la cámara de tratamiento.

5. Vacío final: se realiza de nuevo el vacío para regular la cantidad de producto que absorbe la madera y facilitar su secado.

Además de proteger la madera nuestro autoclave la tinta con un color verde, que realza su naturalidad y posibilita su colocación sin que sea necesario ningún tratamiento posterior.

La madera tratada en autoclave se clasifica dependiendo cual vaya a ser su posterior utilización, y el grado de exposición de la misma. Maderas Nacimiento ofrece a sus clientes

un tratamiento riesgo 4 con protección para termitas, que cumple con las expectativas de todos ellos y garantiza un inmejorable tratamiento de la madera.

La clase 4

Cualquier madera estructural en contacto directo con el suelo o con agua dulce y expuesta a una humidificación permanente está incluida en la clase de uso 4 (antiguamente "riesgos de clase 4").

Existe por lo tanto un peligro de pudrición (hongos) y de ataque de insectos xilófagos. Para garantizar la durabilidad y, en cierto modo, la resistencia de estas maderas, es

imprescindible aplicarles un tratamiento preservativo en profundidad, respetando niveles de concentración y penetración de los productos activos.

Nivel de penetración para la clase de uso 4

La penetración se determina técnicamente según una escala normalizada. En el caso de la clase 4, la penetración deberá alcanzar el nivel  P8 ó P9. 

La impregnación debe ser total en la albura (en P8/P9) y además el duramen debe haber sido penetrado al menos unos 6mm (P9).

En el ámbito industrial se admite como penetración profunda una impregnación en al menos un 75% del volumen impregnable.

Solución con autoclave: sales hidrosolubles y creosota

Los únicos tratamientos existentes para cumplir con la clase de uso 4 ó 5 son los que utilizan autoclave con protectores de tipo sales hidrosolubles (clase 4) o creosota

(clase 5  experimentalmente).

Se emplea esencialmente en madera de construcción en contacto con el suelo o expuesta a la intemperie de manera

permanente.

Disponibilidad consultar medidas  y precios